Festival Internacional Junior Gibraltar 2015
Ajedrez en Madrid
Benidorm2019

Torneo Bilbao Final Masters del Grand Slam de Ajedrez 2008 Bilbao (España)
02 - 13.09.2008

País VascoPaís VascoEspaña


España País Vasco

Clasificación
---------------------------------------------------------
                                  1  2  3  4  5  6
---------------------------------------------------------
1. Topalov, Veselin    BUL 2777 g  ·· 33 10 13 11 31   17
2. Carlsen, Magnus     NOR 2775 g  00 ·· 33 10 31 11   13
3. Aronian, Levon      ARM 2737 g  13 00 ·· 31 10 13   13
4. Ivanchuk, Vassily   UKR 2781 g  10 13 01 ·· 13 11   12
5. Radjabov, Teimour   AZE 2744 g  11 01 13 10 ·· 11   10
6. Anand, Viswanathan  IND 2798 g  01 11 10 11 11 ··    8
---------------------------------------------------------

Ronda 10

Aronian, Levon - Radjabov, Teimour 0-1 A16 49 Carlsen, Magnus - Anand, Viswanathan 1/2 D13 28 Topalov, Veselin - Ivanchuk, Vassily 1-0 D46 42

Crónica: Topalov se coloca como número uno del mundo

El búlgaro Veselin Topalov se adjudicó la final del Chess Master de Bilbao al derrotar en la décima y última jornada al ucranio Vasily Ivanchuk. Este triunfo le significa también al ajedrecista afincado en Salamanca el primer puesto en las lista mundial que se publicará el próximo 1 de octubre y un premio de 150.000 euros. El noruego Magnus Carlsen, que empató con el indio Viswanathan Anand, y el armenio Levon Aronian, que perdió con el azerí Teymur Radjabov y que de esa manera dijo adiós a cualquier posibilidad de aspirar al primer premio, ocuparon la segunda y tercera posición respectivamente. Como los grandes campeones, que cuando necesitan ganar ganan, así fue el triunfo de Topalov en la jornada de clausura del torneo. Lejos de sentir la presión y el resfriado que le hizo tomar medicación horas antes de tan decisiva partida, el búlgaro jugó como si fuera un día más, pese a que si perdía Ivanchuk hubiera tenido todo a su favor para conseguir el primer premio. “Ya tengo mucha experiencia en partidas decisivas”, declaró Topalov nada más concluir la partida ante el numeroso público congregado en la plaza Nueva. “El secreto está en no pensar en lo que te juegas, ni en el dinero, sólo en jugar bien. Cuando haces buenas jugadas, estas te protegen de las adversidades”, comentó el ganador. Sobre su primer puesto en la próxima clasificación mundial dijo: “Para mí no es demasiado importante; ya la encabecé cuando fuí campeón del mundo en 2005. Ahora estamos varios jugadores en muy pocos puntos y lo importante es intervenir en torneos, no quedarse en casa”, añadió. Acerca de la novedosa experiencia de jugar en una urna de cristal transparente ante el gran publicó el vencedor dijo. “Este evento creo que puede ayudar a cambiar la tendencia del ajedrez profesional e impulsar mejoras organizativas y económicas”. Topalov, que siempre vive los triunfos y los traspiés con normalidad –el día descanso fue a comer al restaurante Arzak en San Sebastián sin importarle otras consideraciones deportivas-, tomará unas cortas vacaciones antes de preparar su encuentro de aspirantes al título mundial ante el estadounidense Gata Kamsky. Topalov jugó una excelente partida frente a Ivanchuk. Este le entregó un peón en una conocida variante de la defensa eslava para activar las piezas; sin embargo, el excampeón del mundo devolvió el material en el movimiento 19. A partir de ese instante, Topalov aprovechó las indecisiones del ucranio para colocar un peón en la séptima fila y maniatar las torres contrarias. El resto fue un elegante remate que concluyó con un decisivo triunfo en la jugada 43 tras casi 3 horas de lucha. El armenio Levon Aronian, que podía haber conquistado el torneo si hubiera ganado y Topalov no hubiese pasado de las tablas frente a Ivanchuk, desperdició una posición claramente ventajosa con una jugada incomprensible. Aronian pensó 25 minutos para en vez de amenazar un caballo doblando las torres entregar una calidad. El resultado final de esa visión fantasmagórica fue un desastre y la derrota en 49 movimientos. La partida entre el noruego Magnus Carlsen y el indio Viswanathan Anand no tuvo historia. A Carlsen le venían bien las tablas; a Anand, en una de las peores actuaciones de su vida, también. El campeón del mundo quería irse pronto y olvidar cuanto antes su deficiente ajedrez y pensar en la defensa del título mundial el próximo mes de octubre. Las tablas en 29 jugadas por triple repetición son el mejor resumen del encuentro.

Gorka Bravo

Ronda 9

Ivanchuk, Vassily - Aronian, Levon 1/2 C68 68 Radjabov, Teimour - Carlsen, Magnus 1/2 C02 53 Anand, Viswanathan - Topalov, Veselin 1/2 B18 40

Crónica: Topalov, Aronian, Ivanchuk y Carlsen con opciones

El búlgaro Veselin Topalov afronta con 1 punto de ventaja la última jornada de la final del Chess Master de Bilbao tras empatar con las piezas negras con el indio Viswanathan Anand, campeón del mundo, en 41 movimientos y algo más de 2 horas de juego. La ventaja en la clasificación, sin embargo, no es decisiva para el desenlace del torneo, ya que el armenio Levo Aronian, que se salvó casi milagrosamente de la derrota ante el ucranio Vasili Ivanchuk se adjudicaría los 150.000 euros del primer premio si gana al azerí Teymiur Radjavov y Topalov no puede pasar del empate frente a Ivanchuk. Anand y Topalov, líder del torneo, no tenían muchas, auque por diferentes motivos, de enfrascarse en una partida fraticida. El primero, porque su actuación esta siendo decepcionante, lejos de lo que se espera, aunque en su reparo se puede decir que falta un mes para su encuentro de defensa del título mundial frente al ruso Vladimir Kramnik; el segundo, porque jugaba con las piezas negras y defendía el liderato. El resultado fue una partida de tanteo, con ninguno de los dos grandes maestros asumiendo riesgos en una tranquila variante de la defensa Caro-Kann. En el medio juego, en una situación absolutamente equilibrada, Anand pidió tablas que Topalov aceptó; sin embargo, el arbitro principal, Jesús Mena, previa consulta con el gran maestro José Luis Fernández y de acuerdo a la regla de Sofia desestimó la propuesta y los dos jugadores debieron continuar la partida. Finalmente, en el movimiento 41, por repetición de posiciones, se firmó el empate tras dos horas de juego. El otro aspirante al primer premio, Aronian, jugó de manera ambiciosa contra la variante del cambio de la española planteada por Ivanchuk. Este, que hubiera igualado en la cabeza del torneo en caso de haber ganado, consiguió mediante un original plan conseguir un peón de ventaja y llegar a un final de torre y alfil contra torre y caballo. Todo parecía indicar que la partida iba a concluir con victoria del ucranio, pero los pronósticos quedaron sólo en eso por culpa del apuro de tiempo. Ivanchuk, con sólo dos minutos para terminar la partida, cometió varios errores que permitieron a Aronian encontrar el camino hacia el salvador empate en el movimiento 69 después de algo menos de cinco horas de lucha. El noruego Magnus Carlsen, debió de conformarse con las tablas con las piezas negras frente al azerí Teymur Radjabov. Pese a que trató de jugar ambiciosamente con una defensa Caro-Kann, en la apertura quedó en posición ligeramente inferior y ya no pudo hacer otra cosa que defenderse correctamente y firmar el 1-1 en 53 jugadas.

Gorka Bravo

Ronda 8

Ivanchuk, Vassily - Radjabov, Teimour 1-0 B45 48 Topalov, Veselin - Carlsen, Magnus 1-0 B78 47 Anand, Viswanathan - Aronian, Levon 0-1 C45 75

Crónica: Cuatro jugadores con opciones para la victoria final

El búlgaro Veselin Topalov es un jugador con más vidas que un gato, pero no por fortuna sino por la suma de talento, capacidad de trabajo y mentalidad superpositiva incluso en las peores circunstancias deportivas posibles. Las derrotas las deja siempre en la puerta de la sala de juego, y pese a que ayer sufrió este contratiempo hoy salió a jugar como si fuera un día cualquiera contra el noruego Magnus Carlsen, en la octava jornada de la final del Chess Master de Bilbao. El duelo por el liderato del torneo, cuando restan dos rondas para la conclusión de la prueba, se decantó a favor de Topalov en 48 movimientos, tras casi 3 horas y media de lucha. El gran maestro afincado en Salamanca ocupa la primera posición en la tabla clasificatoria, con 1 punto de ventaja sobre el armenio Levon Aronian. Mañana es día de descanso y el viernes se disputará la penúltima jornada La cercanía de Topalov con el público, firmando todos los autógrafos del mundo, posando para todos las fotos y, además, sonriendo, hacen que sea uno de los jugadores preferidos de los aficionados. Siempre humilde, tanto en la victoria como en la derrota, resume muy bien su condición de persona normal en su opinión acerca de que significa ser un deportista de élite: “Me siento muy afortunado; nos pagan muy bien por hacer algo que nos gusta. Viajamos por el mundo alojándonos en excelentes hoteles y comiendo en los mejores restaurantes... Peor es el trabajo de un minero que se levanta a la cinco de la mañana”. Desde esa forma de entender su profesión, nunca sufre más de la cuenta cuando pierde, han surgido varias remontadas, algunas de ellas históricas, como la de Linares-Morelia-2006, donde al termino de la primera vuelta ocupaba la última posición y al termino del torneo quedó segundo después de tener opciones de triunfo en la última ronda. Algo comparable a lo que hizo Bobby Fischer en Santa Mónica 1966. El carácter ambicioso de los dos jugadores quedó claro en la apertura. Carlsen, con las piezas negras, eligió la agresiva variante del Dragón contra la defensa siciliana. Topalov, lejos de elegir continuaciones posicionales, optó por avanzar sus peones del flanco de rey en una lucha de enroques opuestos. Carlsen no vio la forma de parar el plan contrario, bien de manera directa o iniciando un poderoso contraataque, e incluso no vio hasta el último momento una amenaza táctica. Poco a poco fue testigo de cómo su posición se derrumbaba, y Topalov, que incluso jugó de manera práctica en una situación en la que podía ganar de manera directa (34.Da5 en vez de 34.Rb2), logró finalmente los tres puntos en disputa y el liderato del Chess Master, dotado con 400.000 euros en premios. Los apuros de tiempo son una de las almas del ajedrez. El duelo entre el ucranio Vasily Ivanchuk y el azerí Teymur Radjabov estuvo presido por ellos. Estos dos grandes maestros, después de consumir muchos minutos en una defensa siciliana, debieron de realizar en menos de 1 minuto 12 movimientos para alcanzar el control reglamentario de la jugada 40. El baile de piezas de aquí para allá fue plástico y emocionante, aunque no tanto para Radjabov que de tener una posición complicada pasó al abandono en el movimiento 49. Este no esta siendo el torneo del campeón del mundo, el indio Viswanathan Anand, que parece tener la mente más puesta en la defensa del título en Bonn (Alemania) el próximo mes de octubre. Su segunda derrota en el torneo, en esta ocasión ante el armenio Levon Aronian, fue con las piezas blancas en 75 movimientos. Antes del control reglamentario tenía una posición ventajosa; sin embargo, en la jugada 36 no valoró de manera adecuada la entrega del peón ‘h’ y terminó pagando las consecuencias en un final de dos torres y dos peones contra dama y torre. El gran maestro de Madrás intentó lo humano y lo inhumano, pero fue imposible ante la buena técnica exhibida por Aronian.

Gorka Bravo

Ronda 7

Carlsen, Magnus - Ivanchuk, Vassily 0-1 D37 32 Aronian, Levon - Topalov, Veselin 1-0 E36 57 Radjabov, Teimour - Anand, Viswanathan 1/2 B46 28

Crónica: La derrota de Topalov propicia que Carlsen mantenga el liderato

El ucranio Vasili Ivanchuk, de 39 años, cuarto en las listas mundiales, devolvió al terreno de los mortales al prodigio noruego Magnus Carlsen, de 17 años, en la séptima ronda de la final Chess Master de Bilbao. La victoria de Ivanchuk, tres veces ganador del Ciudad de Linares, en 32 movimientos, después de tres horas lucha, no ha desbancado del liderato del torneo a Carlsen, pero hace más difícil su empeño en alcanzar el primer puesto de las listas mundiales y batir el registro de precocidad del ruso Gary Kasparov cuando en 1985, con 21 años, se situó en lo más alto de las clasificaciones de la Federación Internacional (FIDE). El ajedrez de Carlsen alcanza su madurez en el ataque. Entonces, impone su talento y su rapidez de análisis; pero cuando cambian las tornas y hay que defenderse con paciencia, la joven estrella del tablero sufre más de la cuenta. Ivanchuk, el participante más veterano del torneo, planteó con las piezas negras una posición dinámica del gambito de dama rehusado, en la que pese a tener un peón central aislado disponía de una buena movilidad de piezas. En la jugada 13, Carlsen jugó de manera imprecisa y permitió a su experimentado adversario tomar la iniciativa en el flanco de dama. A partir de ahí, el noruego no encontró la manera de impedir el avance de los peones del flanco de dama de Ivanchuk contra su enroque y evitar la derrota. El tropiezo del líder del Chess Master no fue aprovechado por el búlgaro Veselin Topalov que perdió con el armenio Levon Aronian en 58 jugadas y 4 horas y media de juego. La clave de la partida estuvo en las simplificaciones que se produjeron a partir del movimiento 16, cuando el gran maestro afincado en Salamanca optó por 16... Cd5 en vez de 16... Cb6 recomendado por el mítico excampeón del mundo Boris Spassky. Topalov cedió un peón y Aronian, con paciencia y buena técnica logró imponer su ventaja material en un final de dama y pareja de alfiles contra dama alfil y caballo. El indio Viswanathan Anand, y el azerí Teymur Radjabov firmaron las tablas en 29 movimientos tras algo más de dos horas de juego. El campeón del mundo, con las piezas negras, ensayó en la jugada 8 un ambicioso y moderno esquema de la variante Paulsen de la defensa siciliana. Una opción que apostaba por la táctica, por el cálculo puro en decrimento de cualquier consideración estratégica. Radjabov se desvió de los senderos conocidos en el movimiento 11, pero no logró activar su pareja de alfiles ya que Anand, con buen criterio, no estaba dispuesto a abrir la posición. En la jugada 29, en una posición en la que para cualquiera de los dos bandos intentar jugar a ganar significaba casi perder, los dos grandes maestros firmaron el empate.

Gorka Bravo

Ronda 6

Ivanchuk, Vassily - Anand, Viswanathan 1/2 D18 32 Topalov, Veselin - Radjabov, Teimour 1/2 E74 72 Carlsen, Magnus - Aronian, Levon 1-0 D47 36

Crónica: Carlsen lucha contra la historia y contra Topalov

El noruego Magnus Carlsen, de 17 años, ha comenzado en la final del Chess Master de Bilbao su lucha contra la historia. El triunfo con las piezas blancas contra el armenio Levon Aronian en la sexta jornada, además de situarle en la primera posición, significa también encabezar de manera provisional las listas de la Federación Internacional (FIDE), que comenzaron a registrar los resultados de los torneos en 1970. Si Carlsen confirmarse estos resultados, batiría el anterior registro establecido por el ruso Gary Kasparov en 1984, cuando con 21 años desbancó al que sería luego su eterno rival, su compatriota Anatoly Karpov, del primer lugar de la clasificación mundial. La nueva estrella del tablero no piensa en esa circunstancia, como declaró al final de la partida: “Es algo que sería maravilloso, pero no pienso en ello; hacerlo, significaría a buen seguro bajar mi nivel”. Antes de llegar a eso, Carlsen recibió la visita de sus tres hermanas, una de ellas mayor que él, que han aprovechado para arroparle y hacer algo de turismo mientras disfrutan de un corto periodo vacacional. Pero mientras su familia vive cercanamente su ajedrez, el joven talento noruego tuvo que jugar con mucha osadía, sacrificando un peón central en pos del ataque, para batir a un jugador siempre complicado como es Aronian, en cuyo palmarés figura el Ciudad de Linares de 2006 y el Corus (Holanda) de 2008. Éste se mostraba contrariado. “Su entrega de peón fue muy creativa, aunque creo que tenía que haber ganado; tenía ventaja material, pero obviamente no he visto algunas jugadas de mi rival”. Carlsen, sin embargo, tenía otra opinión: “Al principio no me pude concentrar ni calcular mucho debido a que hubo un problema con el aire acondicionado de la urna; esto es lo que me ocurrió cuando sacrifiqué mi peón en d5. Tal como ha jugado mi contrario he conseguido una buena compensación. No obstante, si el hubiera avanzado después su peón a e5 –en vez de h4-, quizá la partida habría concluido en tablas porque las negras tenían contrajuego. Cuando jugué 26.Tab1 tenía una clara iniciativa”. Así fue, y el provisional número uno del mundo consiguió el triunfo en 36 movimientos tras dos horas y media de juego en una partida que por su emoción hizo disfrutar a todos los aficionados. El búlgaro Veselein Topalov luchó lo indecible por mantener su liderato, necesitaba obligatoriamente derrotar al azerí Teymur Radjabov para lograrlo, pero finalmente no pudo y tuvo que conformarse con las tablas en 73 movimientos después de casi 5 horas de juego. Topalov presionó desde la apertura contra la defensa Benoni de Radjabov, que curiosamente declaró que jugó un esquema muy sólido ya que ayer se sintió muy triste con la derrota de Nadal en su partido contra Murray del Abierto de Estados Unidos. Pero al búlgaro esto le dio igual, él se acostó más temprano, y trató de ponerle la camisa de fuerza con jugadas incisivas. Una imprecisión de Topalov, en un momento clave de la partida significó decir adiós a la ventaja y a la posibilidad de lograr los tres puntos en disputa. El indio Viswanathan Anand, que el próximo mes de octubre defenderá su título mundial en Bonn (Alemania), no tuvo mayores dificultades para empatar con las piezas negras contra el ucranio Vasily Ivanchuk en 32 movimientos. Anand empleó la defensa eslava y después de simplificarse la posición y cambiarse las damas consiguió equilibrar la posición. Aunque todavía es pronto para valorar su actuación pensando en su próximo compromiso, como declaró el gran maestro afincado en Collado Mediano al terminar la partida, parece que no ha encontrado, como se dice en el argot ciclista, el golpe de pedal. Pero todavía faltan cuatro jornadas y todo puede pasar en Bilbao.

Gorka Bravo

Ronda 5

Radjabov, Teimour - Aronian, Levon 1/2 C45 33 Anand, Viswanathan - Carlsen, Magnus 1/2 C63 35 Ivanchuk, Vassily - Topalov, Veselin 1/2 E34 44

Crónica: La primera vuelta del Torneo acaba con Topalov como líder

El búlgaro Veselin Topalov encabeza en solitario la clasificación de la final Chess Master de Bilbao, dotada con 400.000 euros en premios, al término de la primera vuelta de la competición. En la quinta jornada, el gran maestro afincado en Salamanca empató con las piezas negras con el ucranio Vasily Ivanchuk, segundo en las listas de la Federación Internacional (FIDE), mientras que su más directo rival, la joven estrella noruega Magnus Carlsen, de 17 años, firmó las tablas con el campeón del mundo, el indio Viswanathan Anand. La jornada de mañana será de descanso para todos los participantes. En un día que contó como visitante de honor con uno de los mitos vivientes del ajedrez, el excampeón mundial Boris Spassky, Topalov no tuvo problemas para afianzar su liderato. Igualó sin problemas, con una línea de la defensa Nimzoindia que guarda ciertos parecidos con algunas líneas de la defensa berlinesa contra la apertura española, en la que se cambian las damas y quedan doblados los peones negros. Pese a lo sencilla que parece la posición, esta permite muchos planes diferentes tanto para las blancas como para las negras, y ello es lo que atrae a los jugadores de superélite: la complejidad en una posición sólida. Ivanchuk se encontraba cómodo con la situación, como declaró al concluir el enfrentamiento, pero no logró dar con algún plan que le permitiese luchar por la ventaja. En el movimiento 44, después de un juego correcto por los dos bandos, se firmó el reparto del punto. La juventud es sinónimo de osadía y rebeldía. Carlsen, que nunca ha ganado una partida de ritmo normal al campeón del mundo, no tuvo miedo en jugar con negras la arriesgada variante Schliemann contra la apertura española. Curiosamente, esta línea es jugada asiduamente por Radjabov, quien ha conseguido muy buenos resultados pese a que es considerada inferior por la teoría. Uno de los rivales de Radjabov con las piezas blancas fue Carlsen que, curiosamente, debido a que no logró buenas posiciones, ha decidido incorporarla a su repertorio. Anand se mostró sorprendido por la elección de su rival y consumió muchos minutos antes de elaborar su estrategia de juego. El campeón del mundo no vió un golpe táctico en el movimiento 20 y tuvo que entregar una torre por un alfil y peón. La posición era muy favorable a Carlsen, pero este, en la jugada 25, movió su torre en vez de su dama y permitió a Anand recuperar material e igualar la partida. El azerí Teymur Radjabov y el armenio Levon Aronian firmaron las tablas en 34 movimientos en algo menos de dos horas. Radjabov utilizó una variante empleada últimamente por jugadores chinos como Ni Hua y Zhang Zhong contra la apertura escocesa. Después del temprano cambio de damas y algunas maniobras el gran maestro de Bakú consiguió una ligera ventaja, insuficiente a posteriori pese a los peones débiles de su adversario. Radjabov, con poco tiempo, optó por forzar el empate por repetición de movimientos antes que asumir excesivos riesgos en su afán por desequilibrar la contienda.

Gorka Bravo

Ronda 4

Aronian, Levon - Ivanchuk, Vassily 1-0 D27 69 Topalov, Veselin - Anand, Viswanathan 1-0 E15 24 Carlsen, Magnus - Radjabov, Teimour 1-0 B78 36

Crónica: Topalov, Carlsen y Aronian ganan sus partidas

El búlgaro Veselin Topalov derrotó de manera contundente al campeón del mundo, el indio Viswanathan Anand, en 25 movimientos y algo más de 2 horas de juego, en la cuarta ronda de la final Chess Master que se celebra en Bilbao. Este resultado permite a Topalov afianzarse en el liderato de la competición, dotada con 400.000 euros en premios, con 1 punto de ventaja sobre la joven estrella del ajedrez, el noruego Magnus Carlsen, de 17 años, en una jornada en la que José Antonio Ardanza, presidente de Euskaltel y anterior Lehendakari, hizo el saque de honor. La preparación de una partida es a veces decisiva para el resultado de la misma. Topalov, afincado en Salamanca desde hace más de una década, lo sabe y por eso, como un gran profesional que no descuida nunca la teoría de aperturas, viajó los últimos días de agosto a Menorca, después de realizar una exhibición de partidas simultáneas en Alcubierre (Huesca), donde en compañía del gran maestro español Francisco Vallejo encontró una interesante idea contra la defensa india de dama que habitualmente juega Anand. En el movimiento 12, Topalov ensayó un plan que implicaba cambiar su alfil de casillas negras por el caballo contrario, con la idea de debilitar el enroque. El búlgaro efectuó todos estos movimientos con gran velocidad para desconcierto de Anand, que no encontró el plan defensivo adecuado pese a emplear muchos minutos del tiempo asignado reglamentariamente al comienzo de las partidas: 90 minutos para 40 movimientos. El campeón del mundo devolvió el peón sacrificado por Topalov; sin embargo, la suerte de la partida estaba decidida y en la jugada 25 el gran maestro indio paró el reloj en señal de abandono. La hiperagresiva variante del Dragón de la defensa siciliana volvió a la palestra para satisfacción del noruego Magnus Carlsen, un especialista tanto con las piezas blancas como con las negras, que derrotó al azerí Teymur Radjabov en 37 movimientos después de algo más de tres horas de lucha. La joven estrella del tablero sacrificó un peón en el movimiento 19, pero este plan era inferior como demostró a continuación Radjabov. Sin embargo, en el momento en que había que realizar jugadas directas, de las que confirman la ventaja, el azerí optó por un plan dudoso que permitía a Carlsen pasar al ataque a cambio de un nuevo peón. La apertura de líneas fue decisiva y Radjabov, apurado de tiempo, permitió a Carlsen encontrar un brillante remate que gana de manera forzada la partida. La paciencia es la madre de la ciencia y de la técnica en ajedrez. El armenio Levon Aronian dio una pequeña clase de cómo jugar contra el peón aislado en su enfrentamiento con el ucranio Vasily Ivanchuk. Éste pudo defenderse correctamente en el medio juego, pero perdió los nervios y permitió a su rival ponerle la camisa de fuerza. Aronian, a partir de ese momento, no perdonó y llegó a un final ganador en el que impuso su ventaja en 70 movimientos.

Gorka Bravo

Ronda 3

Radjabov, Teimour - Ivanchuk, Vassily 1/2 D20 34 Aronian, Levon - Anand, Viswanathan 1/2 D16 42 Carlsen, Magnus - Topalov, Veselin 0-1 D58 56

Crónica: Topalov vence con negras

El búlgaro Veselin Topalov derrotó con las piezas negras a la nueva estrella del ajedrez, el noruego Magnus Carlsen, de 17 años, en la tercera jornada de la final del Chess Master que se disputa en Bilbao con una bolsa en premios de 400.000 euros. Topalov, con este resultado, encabeza en solitario la clasificación con 5 puntos, uno más que Carlsen. El gran maestro afincado en Salamanca se enfrentará mañana en la cuarta ronda al indio Viswanathan Anand, campeón del mundo, en un encuentro que puede ser vital para el desarrollo de la competición. Topalov cedió el título mundial en un polémico encuentro con el ruso Vladimir Kramnik en 2005. Pero los grandes jugadores nunca pierden la ambición, y Topalov tiene en mente recuperar la corona el próximo año. El primer paso será ganar al estadounidense Gata Kamsky la final del Torneo de Candidatos que se disputará el próximo mes de noviembre en Lvov (Ucrania). El Chess Master, donde se frente a los mejores jugadores de las listas de la Federación Internacional (FIDE) en una prueba que bien puede considerarse un Campeonato del Mundo oficioso, es un excelente campo de entrenamiento, y así lo ha dejado entrever el nuevo líder de la prueba. Con un ajedrez ambicioso, en el que prima la búsqueda de la victoria sobre cualquier otra consideración, Topalov logró ganar, por vez primera en su carrera con las piezas negras, a Carlsen en 56 movimientos tras cuatro horas. Uno de los pilares del triunfo del líder estuvo en la interesante novedad que realizó en la jugada 14, que obligó a Carlsen a consumir muchos minutos tratando de encontrar el plan correcto. El noruego respondió de manera valiente sacrificando un peón; sin embargo, Topalov no dudó en aceptar las complicaciones. El premio por asumir estos riesgos fue una excelente posición que con una excelente técnica transformó en un importante triunfo en un final de alfil y caballo contra alfil y caballo. “Hoy, al contrario que en otras partidas con Magnus, no he cometido ningún error de cálculo y eso ha sido una de las claves de mi victoria”. Viswanathan Anand, indio afincado en Collado Mediano (Madrid), estuvo a punto de batir uno de sus registros: el de sufrir un verdadero apuro de tiempo. En su infancia, el campeón del mundo era conocido como el Rápido de Madrás, ya que en el club donde jugaba al ajedrez o movía rápido o nadie tenía piedad de los perdedores, que como castigo tenían que esperar muchos minutos antes de volver al tablero. Eso desarrolló su velocidad de cálculo y le hizo pronunciar una frase comparable a la de Maradona y la mano de Dios: “Si pienso mucho me equivoco”. En su enfrentamiento con el armenio Levon Aronian, esta máxima no fue cierta, y gracias a ello el gran maestro indio pudo sortear con las piezas negras todos los problemas y firmar el empate en 42 movimientos tras casi tres horas de juego. En la apertura, Anand quedó en posición ligeramente inferior, con una defensa Eslava, después de centralizar su caballo en la jugada 11. Más adelante, permitió a Aronian sacrificar un torre por pieza, pero éste encontró el mejor plan para incrementar su ventaja después de permitir al campeón del mundo realizar una serie de simplificaciones que liberaron su posición. Una emocionante partida que tuvo como epílogo simpático las siguientes palabras de Anand: “Es la segunda vez en mi vida que más he pensado”. El azerí Teymur Radjabov y el ucranio Vasily Ivanchuk empataron en 35 jugadas después de 3 horas y cuarto de lucha. La partida quedó casi definida en la apertura, cuando Ivanchuk optó por una línea en la que si bien está un poco inferior, la posición es muy sólida y perfectamente defendible, como ha demostrado en numerosas ocasiones el ruso Serguei Rublevsky. La mejor manera de enfrentarse a ese plan es ganar espacio, como hizo Radjabov, llegando incluso a sacrificar un peón en el movimiento 21 para abrir líneas. Pero Ivanchuk no estaba para regalos, y después de rechazar la entrega mantuvo sin problemas la posición y obligó a su contrario, con menos de un minuto en el reloj, a forzar el reparto del punto por jaque perpetuo.

Gorka Bravo

Ronda 2

Ivanchuk, Vassily - Carlsen, Magnus 1/2 B78 29 Topalov, Veselin - Aronian, Levon 1/2 D12 36 Anand, Viswanathan - Radjabov, Teimour 1/2 B33 34

Crónica: Carlsen, líder en solitario

La joven estrella noruega, Magnus Carlsen, de 17 años, número tres en las listas mundiales, mantiene el primer puesto en solitario de la clasificación en la final Chess Master que se disputa en Bilbao, tras empatar con el ucranio Vasily Ivanchuk en la segunda ronda. Las otras dos partidas de la jornada, las que protagonizaron el indio Viswanathan Anand con el azerí Teymur Radjabov y el búlgaro Veselin Topalov con el armenio Levon Aronian, también concluyeron en tablas. La Final del Chess Master de Bilbao, dotada con 400.000 euros en premios, se disputa por sistema de liga a doble vuelta (10 jornadas). La expectación por la novedosa sala de juego de la Final del Chess Master, en la que los jugadores disputan las partidas en una urna de cristal insonorizado en la plaza Nueva, no fue el sueño de una tarde de verano. La curiosidad de los miles de viandantes que a lo largo de la tarde desfilaron por los alrededores de la urna, dio paso a un constante seguir y participar en las diferentes actividades programadas por la organización, sin que la lluvia disuadiera a niños, jóvenes y menos jóvenes. Pero todo este público, pasada la novedad de observar a escasos metros las reflexiones de las superestrellas del ajedrez, acudía en masa a escuchar los comentarios de Leontxo García y de la húngara Susan Polgar. Además, entre sus invitados se encontraban los 6 participantes de la final que respondieron de buenas maneras y con mejores formas a todas las preguntas. Todo un éxito que coronó una animada tarde y que sirvió para que demostrar que el ajedrez es también un espectáculo muy divertido y, por añadidura, formativo. El encuentro entre el ucranio Vasily Ivanchuk, número dos del mundo, y el noruego Magnus Carlsen, tercero, concluyó en tablas por jaque perpetuo tras 29 movimientos y casi dos horas de juego. La joven estrella nórdica, con las piezas negras, planteó la agresiva variante del dragón de la defensa siciliana. Esta ambiciosa continuación la ha incorporado recientemente a su repertorio, pese a que en los últimos años no ha sido muy empleada por los jugadores de superélite, ya que según los expertos se considera inferior para las negras. Sin embargo, las valoraciones cambian cuando los creadores de las modas, las superestrellas del tablero, rebaten con su enfoque a los sesudos teóricos. Carlsen, en una línea considerada crítica, movió su peón de torre a la casilla a6. Ivanchuk, muy sorprendido, empleó 40 minutos antes de afianzar la posición y evitar el temático ataque de sus peones del flanco de rey, en una lucha de enroques opuestos. La joven estrella del ajedrez, lejos de cambiar de estrategia, realizó un sacrificio torre por caballo para debilitar las defensas de Ivanchuk. Éste, otro genio de ajedrez que aprendió castellano en menos de un mes hace tres años, encontró la mejor continuación y obligó a Carlsen a forzar el empate por jaque continuo. Una animada partida que hizo vibrar a los aficionados. El indio Viswanathan Anand, afincado en la localidad madrileña de Collado Mediano, empató con el azerí Teymur Radjabov en 29 movimientos después más de 90 minutos de lucha. El campeón del mundo jugó de manera incisiva contra la variante Svesnikhov planteada por su adversario. Curiosamente, Radjabov es uno de los tres mayores expertos del circuito profesional, y siempre emplea esta variante de la siciliana contra la apertura de peón de rey. Anand se decantó por una línea muy de moda en la actualidad, a lo que su contrario contestó con un sacrificio de peón. La decisión del indio de aceptar el peón no pareció la más acertada, según confesaron los protagonistas al termino del enfrentamiento, y Radjabov, sin ningún problema, consiguió forzar las tablas. El búlgaro Veselin Topalov, en una partida que duró tres horas, firmó las tablas ante el armenio Levon Aronian en 37 movimientos. En la jugada 7, Topalov realizó una interesante novedad teórica que le sirvió para obtener la siempre valiosa pareja de alfiles. En pos del ataque, el excampeón del mundo dejó su rey en el centro, pero la posición de Aronian era muy sólida, con buenas opciones de contraataque. Topalov, en una acertada decisión, optó por dar jaque perpetuo y asegurarse el empate.

Gorka Bravo

Ronda 1

Anand, Viswanathan - Ivanchuk, Vassily 1/2 C89 58 Radjabov, Teimour - Topalov, Veselin 1/2 C45 48 Aronian, Levon - Carlsen, Magnus 0-1 A32 51

Crónica

La tarde amenazaba lluvia, pero las previsiones metereológicas no podían ensombrecer un día histórico para el ajedrez: la final del Grand Slam, que reúne por un lugar en la historia y 400.000 euros en premios a los ganadores de los mejores torneos del mundo en la plaza Nueva de Bilbao. En una urna de cristal de 8x8 metros, con 4 metros de altura, insonorizada, a prueba de balas y en la que han trabajado 10 especialistas durante cinco días, el ajedrez dejó a un lado la tradición por la modernidad al servicio del espectáculo. El resultado no ha podido ser más favorable, según las opiniones de los miles de espectadores que durante casi cinco horas ha seguido al aire libre el desarrollo de las partidas de la primera de las diez jornadas del torneo. Espectadores de excepción de los primeros compasases del evento fueron el alcalde de Bilbao, Iñaki Azcuna, que realizó la movida de honor y que intercambió en castellano algunas palabras con el indio Viswanathan Anand, campeón del mundo, y el búlgaro Veselin Topalov, Ibone Bengoetxea, Teniente de Alcalde y concejala de Cultura y Educación, Jon Sustatxa, concejal de Empleo Juventud y Deporte, y Andoni Madariaga, portavoz del torneo, y Juan Carlos Fernández, director técnico de la competición. “La urna en la que están los jugadores me ha recordado la de la película La Momia”, comentaba divertido el alcalde de Bilbao cuando fue entrevistado para el público y para los cientos de miles de aficionados que seguían las partidas por internet por Leontxo García. “El ajedrez es un deporte extraordinario, altamente positivo, cuya práctica es muy recomendable”, añadió Azcuna. Sobre las similitudes entre la política y el ajedrez, el alcalde de Bilbao dijo enigmático: “Se parecen en los movimientos”. La final del Grand Slam presenta otras interesantes novedades desde el punto de vista deportivo. La primera es el cambio del habitual sistema de puntuación en el ajedrez, que no había sufrido variaciones desde que comenzaron a disputarse torneos en el siglo XVIII (1 punto por la victoria, 0,5 por las tablas y 0 por la derrota), por el que se emplea en la actualidad en el fútbol (3 puntos por triunfo y 1 por empate). La otra, la aplicación de la regla de Sofía que impide que los jugadores firmen tablas sin que un árbitro-gran maestro certifique que efectivamente la posición está absolutamente igualada. El objetivo es incentivar la combatividad para beneficio de los aficionados. La primera partida en concluir en tablas, después de 49 movimientos y tres horas de juego fue, curiosamente, la que protagonizaron dos grandes luchadores como el azerí Teymur Radjabov y el búlgaro afincado en Salamanca Veselin Topalov. En la apertura, Radjabov, un ajedrecista que cuando sólo tenía 15 años derrotó al ruso Gary Kasparov en Linares, jugó con las piezas blancas la apertura escocesa, una salida que comenzó a practicar hace algún tiempo por recomendación del francés Igor Nataf, uno de sus analistas. Esta apertura clásica, que data del siglo XIX, no sorprendió a Topalov, que normalmente juega contra 1.e4 la defensa siciliana. Radjabov eligió la interesante continuación 8.Cd2, pero el excampeón del mundo no tuvo problemas con la inusual 8... a5 para igualar la posición y llegar más tarde a un final de torres totalmente equilibrado. La joven estrella noruega Magnus Carlsen, de 17 años, ha venido a Bilbao con la intención de seguir sumando triunfos y los puntos Elo de la Federación Internacional (FIDE) necesarios para intentar desbancar del primer puesto de la lista mundial a Anand. En la ronda inaugural consiguió un importante triunfo con las piezas negras ante el armenio Levon Aronian en 52 movimientos, tras más de cuatro horas de juego. Aronian sorprendió en la apertura inglesa a su joven adversario con una continuación 6.Cd2 que le obligó a reflexionar durante bastantes minutos. Lejos de nivelar el juego, Carlsen quedó en posición inferior al no disponer de la pareja de alfiles y tener menos espacio. Sin embargo, Aronian, en la jugada 17, equivocó el camino, cedió su ventaja y más tarde, con una importante imprecisión en el movimiento 29, tuvo que luchar por no perder. Todo fue un esfuerzo vano, porque Carlsen, como los grandes jugadores, aprovechó su única oportunidad para sentenciar la partida en un final de damas con peón pasado de ventaja. Anand tuvo que emplearse a fondo con las piezas blancas para lograr frente al ucranio Vasili Ivanchuk el reparto del punto en 58 jugadas después de casi cinco horas de lucha. En la jugada 19 Anand no encontró el plan de juego adecuado contra el planteamiento de su rival y quedó en inferioridad. A partir de ese momento, Ivanchuk puso en apuros al campeón del mundo, pero la falta de tiempo y la pericia de su adversario le impidieron concretar la ventaja en un final de dama y torre contra dama y torre con peón de más. Ivanchuk sólo tenía 22 segundos cuando ofreció el empate que Anand, de manera casi instantánea, aceptó.

Gorka Bravo

Participantes

1. Topalov,Veselin BUL 2777 g 2. Aronian,Levon ARM 2737 g 3. Ivanchuk,Vassily UKR 2781 g 4. Carlsen,Magnus NOR 2775 g 5. Radjabov,Teimour AZE 2744 g 6. Anand,Viswanathan IND 2798 g Media elo: 2768 Categoría: 21

Torneo Bilbao Final Masters del Grand Slam de Ajedrez 2008

Bilbao acogerá del 2 al 13 de septiembre la primera Final de Maestros del Grand Slam de Ajedrez, que se convertirá por el nivel de los jugadores y por la bolsa de premios en uno de los torneos más importantes de la historia del ajedrez. Además, y por primera vez en un evento de estas características, se jugará en la calle, en la Plaza Nueva, en pleno corazón del Casco Viejo bilbaíno. Los seis jugadores se encuentran entre los diez mejores del Mundo: Viswanathan Anand, Magnus Carlsen, Vasili Ivanchuk, Véselin Topálov, Teimur Radyábov y Levon Aronián. Por primera vez jugarán en la calle, en una gran urna de cristal situada en la Plaza Nueva de Bilbao. La Final cuenta con el patrocinio del Ayuntamiento de Bilbao, la Diputación Foral de Bizkaia, el Gobierno Vasco, BBK, Euskaltel, FEVE, y las Asociaciones de Comerciantes del Casco Viejo y Mercado de La Ribera. Ver nota de prensa completa