Festival Internacional Junior Gibraltar 2015
Ajedrez en Madrid
Benidorm2019

Campeonato de España de Selecciones Autonómicas sub-14 2014 Boo de Piélagos (España)
22 - 26.06.2014
Equipos 6 rondas
Participantes: 13
Media elo: 1496
Organización: FEDA
Arbitraje: Lukas Iruretagoiena Pascual
Página oficial

CantabriaCantabriaEspaña

Clasificación
-----------------------------------------
                       #  + = -
-----------------------------------------
 1. Andalucia          6  6 0 0  12  18.0
 2. C. Valenciana      6  5 0 1  10  15.0
 3. Galicia            6  4 0 2   8  15.5
 4. Extremadura        6  4 0 2   8  13.0
 5. Asturias           6  3 1 2   7  14.0
 6. Navarra            6  3 0 3   6  14.5
 7. Madrid             6  3 0 3   6  13.0
 8. Castilla-Leon      6  3 0 3   6  12.0
 9. Castilla-La Mancha 6  3 0 3   6  10.0
10. Aragon             6  2 1 3   5   8.5
11. Murcia             6  2 0 4   4   9.5
12. Euskadi            6  2 0 4   4   7.5
13. Cantabria          6  1 0 5   2   5.5
-----------------------------------------
Ronda 1

1. Andalucia - Euskadi 4.0-0.0 2. Castilla-La Mancha - C. Valenciana 1.0-3.0 3. Madrid - Murcia 3.0-1.0 4. Asturias - Galicia 1.5-2.5 5. Navarra - Castilla-Leon 3.0-1.0 6. Aragon - Extremadura 1.0-3.0 7. Cantabria - descanso

Los niños prodigio del ajedrez español

El Campeonato sub 14 reúne en Boo de Piélagos a las futuras estrellas

Les gusta mucho divertirse y ligar, como a los demás adolescentes, pero dedican a ello menos tiempo del habitual porque su gran pasión es el ajedrez, la actividad que produce más niños prodigio junto a la música y las matemáticas. Boo de Piélagos (Cantabria) reúne estos días a 78 jóvenes talentos en el Campeonato de España sub 14 de selecciones autonómicas. Cinco de ellos brillan especialmente.

“Soy consciente de que no podré vivir de ello, pero eso no me impide esforzarme para llegar lo más alto que pueda. En el ajedrez, el límite es poco menos que infinito y eso es precisamente lo que más me gusta. Por mucho que progreses, siempre te queda mucho por aprender. Y cada partida es un mundo distinto”. Quien así se expresa es la viguesa Mireya Repesa, cuya madurez y desarrollo intelectual están muy por encima de lo normal en chicas de 13 años.

Su vida no es sólo ajedrez. Por ejemplo, se puede hablar con ella de literatura, y entonces explica que el libro que más la ha impresionado hasta ahora es Los juegos del hambre, de Suzanne Collins. Pero todos los días dedica dos o tres horas al deporte mental cuando llega del colegio a su casa, hacia las 19.00, ya con los deberes hechos y con un carácter muy disciplinado. Destacó desde los 7 años en el colegio de Los Sauces de Vigo, y muy pronto empezaron los éxitos deportivos, que culminaron en 2013: campeona de España sub 14 a los 12 años, y subcampeona sub 12. Ya ha decidido que este verano jugará el sub 14 y el sub 16, y confía en que sus padres le dejen viajar al Campeonato de España Absoluto, en Linares.

Quien privó a Mireya de la doble medalla de oro en 2013 fue la navarra Ainhoa Ortín, la otra gran promesa del ajedrez femenino nacional. Es la actual campeona de España sub 12, pero también la campeona femenina (de todas las edades) de Navarra, donde además ganó el sub 14 mixto (chicos y chicas). Es muy competitiva, y además dedica una media de 90 minutos diarios al ajedrez.

Los tres españoles sub 14 más prometedores también están en Boo de Piélagos: Iñigo López Mulet (Extremadura), Alejandro Pérez (Andalucía) y Juan Plazuelo (Madrid). Los dos primeros comenzaron ya a brillar en sub 8 y están abonados a las medallas de oro desde entonces. Por el contrario, el gran talento de Plazuelo no fue descubierto hasta los 11 años, pero su progresión ha sido meteórica (campeón de España sub 12), y ya es campeón sub 14 de Madrid, con 13 años.

Conviene profundizar un poco más en por qué precisamente el ajedrez, la música y las matemáticas producen tantos niños prodigio. Si nos fijamos en la literatura, nadie en la historia ha logrado escribir como un genio a los 12 años, y muy pocos en la adolescencia (Lope de Vega y Rimbaud). La diferencia está en que no se puede escribir como un virtuoso si no se ha leído y vivido lo suficiente. Por el contrario, si bien la experiencia siempre contribuye mucho a elevar la calidad de la música, las matemáticas y el ajedrez, no es imprescindible para que un genio se exprese como tal a edades muy tempranas, porque esas tres disciplinas son como lenguajes naturales que los niños superdotados o muy talentosos pueden asimilar incluso antes de aprender a leer.

Todo indicaba que las hazañas de Bobby Fischer en 1957 (campeón absoluto de Estados Unidos a los 14 años) y 1958 (título de gran maestro a los 15) eran poco menos que imposibles de superar, y que siempre sería el ajedrecista adolescente más prodigioso de la historia. Pero la realidad es muy distinta, quizá por la gran influencia de las computadoras, que aceleran mucho el aprendizaje y el progreso técnico: una veintena de portentos lograron la categoría de gran maestro más jóvenes que Fischer. La marca pertenece desde 2002 al ruso (de origen ucranio) Serguéi Kariakin, quien lo consiguió a los 12 años y 7 meses. El actual campeón del mundo, el noruego Magnus Carlsen, fue gran maestro a los 13 años y 3 meses.

En ese contexto, llama la atención la política del Gobierno Vasco, que prohíbe competir en cualquier deporte a los menores de 15 años, salvo con niños de su misma edad dentro de Euskadi; es decir, no pueden participar en los Campeonatos de España, de Europa o del Mundo sub 14, sub 12, sub 10 o sub 8, salvo que se federen en otra autonomía (como han hecho algunos) o demuestren que son casos excepcionales. La idea de fondo es que a esa edad el deporte debe ser formativo, no competitivo, y que se conocen demasiados casos de presiones inaceptables sobre los niños deportistas, por parte de padres y entrenadores; además, existe el riesgo de una sobrecarga de entrenamiento cuando el desarrollo muscular está muy lejos de su consolidación. Obviamente, esto último no es aplicable al ajedrez, donde además es normal que se compita desde edades muy tempranas. Ahora, cuando los ajedrecistas vascos se presentan en un Campeonato de España sub 14 –como este de Boo de Piélagos, donde acuden con carácter excepcional-, se encuentran con rivales que llevan siete u ocho años compitiendo, viajando a torneos y conviviendo entre ellos durante varias semanas cada temporada.

Ciertamente, como subraya el Gobierno Vasco, el comportamiento de algunos progenitores es bochornoso. Pero son una pequeña minoría y, para evitar problemas con ellos, hace muchos años que se prohibió a los padres que estén en la sala de juego durante las partidas.

FICHAS DE LOS CINCO PRODIGIOS PARA ACOMPAÑAR A LAS FOTOS.-

Iñigo López Mulet.- Don Benito (Badajoz, 2000). Ha sido campeón de España sub 10 y sub 14, y 4º en el Europeo sub 10. También compitió durante seis años en natación, y ahora practica el tenis de mesa. Nunca menosprecia a un rival, por muy inferior que sea en teoría.

Juan Plazuelo.- Fuenlabrada (Madrid, 2001). Su talento no fue descubierto hasta los 11 años. A veces está mejor informado que sus entrenadores sobre torneos de actualidad. Campeón de España sub 12 en 2013, y sub 14 de Madrid en 2014. Además ha ganado una fase previa del Campeonato de Madrid Absoluto. Juega mucho al fútbol.

Alejandro Pérez.- Estepona (Málaga, 2000). Tras ser campeón de Andalucía sub 8, sub 10 y sub 12, este año ha ganado el sub 14 con el 100% de la puntuación. Ha progresado mucho en los torneos internacionales de Gibraltar. Muy sereno y tenaz.

Mireya Repesa.- Vigo (2001). Campeona de España sub 14 y subcampeona sub 12 en 2013, este verano luchará por el título sub 16. Muy responsable y disciplinada, muestra una madurez enorme para su edad.

Ainhoa Ortín.- Tudela (Navarra, 2001). Campeona de España sub 12 en 2013 y campeona de Navarra sub 14 (chicos y chicas) y femenina absoluta en 2014. La rivalidad con su hermano Iñigo (un año mayor) es un importante estímulo. Muy competitiva.

Leontxo García (Jefe de Prensa)

Ronda 2

1. Galicia - Andalucia 1.0-3.0 2. C. Valenciana - Cantabria 3.0-1.0 3. Extremadura - Madrid 0.5-3.5 4. Euskadi - Navarra 0.5-3.5 5. Castilla-Leon - Castilla-La Mancha 1.0-3.0 6. Murcia - Asturias 1.5-2.5 7. Aragon - descanso
Ronda 3

1. Andalucia - Madrid 2.5-1.5 2. Navarra - C. Valenciana 1.5-2.5 3. Cantabria - Galicia 0.5-3.5 4. Asturias - Extremadura 1.0-3.0 5. Castilla-La Mancha - Aragon 3.5-0.5 6. Murcia - Euskadi 3.5-0.5 7. Castilla-Leon - descanso
Ronda 4

1. C. Valenciana - Andalucia 1.0-3.0 2. Madrid - Navarra 3.0-1.0 3. Galicia - Castilla-La Mancha 3.5-0.5 4. Extremadura - Murcia 2.5-1.5 5. Aragon - Asturias 2.0-2.0 6. Cantabria - Castilla-Leon 0.5-3.5 7. Euskadi - descanso
Ronda 5

1. Andalucia - Extremadura 3.0-1.0 2. Madrid - C. Valenciana 1.0-3.0 3. Castilla-Leon - Galicia 0.5-3.5 4. Navarra - Castilla-La Mancha 4.0-0.0 5. Euskadi - Aragon 3.5-0.5 6. Asturias - Cantabria 4.0-0.0 7. Murcia - descanso

Chicas en jaque perpetuo

La histórica inferioridad femenina en ajedrez se ve menos entre los sub 14

No es fácil explicar por qué las mujeres juegan al ajedrez muchos menos y generalmente peor que los hombres. Hay razones hormonales, pero también factores educativos y sociales. Apenas se ven diferencias en la niñez, pero sí entre los adolescentes, como los que disputan el Campeonato de España sub 14 de Selecciones Autonómicas en Boo de Piélagos (Cantabria), donde todos los equipos deben estar formados por tres chicos y tres chicas.

La murciana María Pilar López, de 12 años, tiene una opinión clara: “Cuando llega la pubertad, muchas chicas pierden interés en el ajedrez porque les atraen más otras cosas, como conocer gente. En cambio, para los chicos es muy importante competir y ganar, y están más motivados para seguir jugando”. ¿Y por qué ella es una de las excepciones? “Porque otras chicas piensan que esto es un rollo. Creen que tienes que estar todo el día jugando o pensando en la próxima partida, y no es así. Por ejemplo, en torneos como éste conoces a mucha gente interesante, y después de cada partida tienes tiempo para divertirte, y para todo en general”.

Aunque también juega al baloncesto y recibe clases de pintura, en su caso puede afirmarse que el ajedrez es un elemento natural e importante de su vida, porque empezó a jugar a los 5 años, cuando se apuntó a las clases que daban en el colegio Maristas de Murcia. Y los éxitos también son otro estímulo para seguir compitiendo: fue 3ª de España sub 8 y campeona sub 10, y este año se ha proclamado campeona sub 12 mixta (chicos y chicas) de Murcia. Su objetivo deportivo es “seguir subiendo al podio al menos una vez en todas las categorías”.

Las hermanas gemelas Paula y Yaiza Rupérez nacieron en 2003, y por tanto están llegando a ese momento crítico en que más de un 80% de las niñas dejan de jugar al ajedrez de competición. Pero una conversación con ellas indica que es muy improbable que ello ocurra en su caso. Se las ve muy contentas en el ambiente del deporte mental: “Si consigues buenos resultados puedes ir por todo el mundo y conocer un montón de gente. Es muy divertido”, dice Yaiza. Paula añade: “Además, varias de las competiciones donde vamos son por equipos, y entonces te lo pasas aún mejor”. Y las dos rematan casi a dúo: “El ajedrez te enseña a ganar y a perder; eso es muy importante”.

Estas dos sorianas de Almazán reconocen que algunos compañeros de clase las envidian, pero son más quienes las tratan como las estrellas del colegio, y eso les gusta. Además, sus padres le echan mucho entusiasmo para paliar el problema de que Almazán está muy lejos de casi todo el resto de Castilla y León, lo que obliga a buscar competiciones y actividades en territorios más cercanos, como Aragón, La Rioja o Navarra. Yaiza fue campeona de España sub 8; Paula, doble campeona de Aragón sub 10. A pesar de que el desparpajo, la madurez y la cultura general que muestran cuando hablan es muy superior a lo normal entre adolescentes, aún no han dejado la niñez: a Paula le gustan los dinosaurios; a Yaiza, los caballos y la astronomía; a ambas, el tiro con arco.

El gran misterio del ajedrez –por qué las mujeres son muy inferiores a los hombres en número de practicantes y en calidad técnica- probablemente se difuminará cuando cambien algunas costumbres: en la mayoría de los países es tan raro regalar una muñeca a un niño como un juego de ajedrez a una niña. Eso explica que incluso en sub 8 haya más niños que niñas.

Pero también hay una influencia hormonal, porque el ajedrez es tremendamente competitivo: la suerte casi no existe; no se le puede echar la culpa de la derrota al árbitro, al terreno embarrado o a la lluvia. Cuando llega la pubertad, el cerebro de los niños se inunda de testosterona, que les incita a competir agresivamente; para la mayoría de los chicos, ser los mejores en algo es muy importante. A la misma edad, el cerebro de las niñas se llena de progesterona, y la mayoría de ellas tiene como prioridad ampliar sus redes sociales y contactos; competir y ganar no es prioritario a esa edad para las chicas. Es cierto que unos años después, cuando ingresan en la universidad, muchas se vuelven muy competitivas, pero ya es tarde desde el punto de vista del alto rendimiento: recuperar lo que no se progresa entre los 12 y los 18 años es casi imposible.

Los entrenadores de gran experiencia en el trato con niños y adolescentes aprueban esa teoría. El valenciano Julen Arizmendi, excampeón de España, pone un ejemplo muy concreto: “Las grandes jugadoras rusas trabajan con técnicos de primera fila mundial y un derroche de medios y presupuesto. Sin embargo, hay poquísimas que puedan competir con los hombres de primera fila, lo que lleva a pensar que hay una explicación biológica”.

El murciano Abel Ojaos tampoco tiene duda alguna: “Es un proceso clarísimo y muy repetido. Entre los niños y niñas hay pocas diferencias, tanto en interés como en calidad. Pero en cuanto las chicas empiezan a preocuparse por su peinado o por pintarse las uñas, la gran mayoría desaparece de los torneos. A esa misma edad, los chicos están mucho más motivados para competir”.

Juan Millán Baizán, delegado de Castilla y León, incide en una comparación significativa: “En general, las mujeres rinden mejor que los hombres en la universidad, y sin embargo las adolescentes compiten peor que los chicos en ajedrez. Eso indica que la teoría hormonal tiene mucho sentido”.

La gran excepción de la inferioridad de las mujeres en el ajedrez son las tres hermanas húngaras Polgar, cuyos éxitos contra hombres de gran nivel han hecho historia. Una de las claves está en su educación: nunca fueron al colegio, excepto para los exámenes; sus padres las educaron en casa con el ajedrez como una asignatura más. De modo que la pubertad no significó ningún cambio para ellas en cuanto al deporte mental, porque formaba parte esencial de sus vidas.

Algo similar ocurre con la valenciana (de origen catalán) Marta García, la jugadora con más alta puntuación Elo (1.855) de las participantes en este Campeonato de España y actual campeona mixta de Valencia sub 18, a pesar de que tiene 14 años. Nunca ha ido al colegio porque sus padres son firmes defensores de la educación en casa, y está convencida de que sus padres han acertado: “Vivo menos estresada, y no echo de menos la vida social de un colegio porque la practico en otras actividades, como cuando voy a clases de piano o a los torneos de ajedrez. Si tengo hijos, y la educación en España sigue entonces tan mal como está ahora, les ofreceré la posibilidad de que hagan lo mismo que yo”. No ha sentido la tentación de dejar el ajedrez: “Al contrario, cuando juego un torneo como éste siento que estoy en mi sitio, donde debo estar”.

Leontxo García (Jefe de Prensa)

Ronda 6

1. Navarra - Andalucia 1.5-2.5 2. C. Valenciana - Galicia 2.5-1.5 3. Asturias - Madrid 3.0-1.0 4. Extremadura - Euskadi 3.0-1.0 5. Murcia - Castilla-Leon 0.0-4.0 6. Aragon - Cantabria 2.5-1.5 7. Castilla-La Mancha - descanso

Andalucía triunfa con pleno de victorias

Las 13 selecciones autonómicas del Campeonato de España sub 14 se han marchado satisfechas por la magnífica convivencia durante cinco días en Boo de Piélagos (Cantabria). Y los andaluces, pletóricos: seis victorias en seis encuentros, con mención especial a su primer tablero, Alejandro Pérez, quien ha confirmado el gran talento que se le atribuía. La valenciana Marta Pérez logró el mejor resultado individual, con 6 de 6.

Aunque sólo ha jugado cuatro partidas, la actuación de Alejandro Pérez es sobresaliente porque, tras imponerse al gallego Gabriel Roma, se enfrentó a los otros tres jugadores más fuertes del torneo, con victorias sobre el extremeño Iñigo López Mulet y el valenciano José Manuel Nieves, y un empate con el madrileño Juan Plazuelo. Pérez, nacido en 2000, había dado muestras de brillantez en actuaciones recientes; por ejemplo, su victoria contra Mingarro en el último torneo internacional de La Roda (Albacete) es una pequeña obra de arte.

Otra contribución esencial al triunfo andaluz es la de Andrea Henderson, segunda suplente, con 4 de 4. Pero ese 100% queda pequeño si se compara con el Marta García, tercer tablero de la Comunidad Valenciana, cuyas seis victorias incluyen dos sobre las únicas rivales con un palmarés aún más brillante que el suyo, la gallega Mireya Represa y la navarra Ainhoa Ortín.

El capitán andaluz, José Manuel Ortega, añade un tercer factor fundamental: “Mis seis jugadores han disputado cuatro partidas, lo que ha contribuido a un sensacional espíritu de equipo. Cada uno de los seis se entregaba a tope cuando le tocaba jugar y animaba a los demás con entusiasmo cuando no lo hacía”.

La gran tradición del ajedrez en Piélagos, donde tanto el Ayuntamiento como varios colegios lo han promovido tenazmente durante decenios, y el paisaje relajante han contribuido a que el torneo sea muy grato para todos los participantes, con independencia de sus resultados deportivos. Javier Cubero, Jefe de Sección de Deporte Escolar del Gobierno de Cantabria, lo resume así: “Lo que más quiero destacar es la excelente convivencia de los 400 participantes, sumados los Campeonatos de ajedrez y de bádminton. Por ejemplo, en la piscina, con los deportistas de ambas disciplinas mezclados”. ¿Es muy distinto este ambiente al de un campeonato de fútbol de la misma edad? “En cierto modo sí, porque en estos deportes hay menos tensión, debido a la menor presión de los padres. Un importante número de ellos aspiran a que su hijo sea una gran estrella del fútbol, y no son conscientes de que sólo un porcentaje ínfimo de los futbolistas llegan al estrellato. Ese error de algunos padres suele crear situaciones de tensión excesiva, que no se han visto ni en ajedrez ni en bádminton”.

Leontxo García (Jefe de Prensa)

Bases

pdf